La cosa está mala en Puerto Rico…y no vuelvo

Una de las preguntas que muchas personas me hacen por acá en Maryland, es que si  volvería a Puerto Rico cuando me gradúe. Cinco años atrás, esa pregunta me daba trabajo contestarla con sinceridad; principalmente porque una de las razones principales por las que vine a los EU fue por educación (falta de programa doctoral en Antropología en Puerto Rico) y no por razones económicas. Este último año, una de mis amigas mas cercanas y yo, hemos hablado mucho de la situación de la isla. Los dos somos ex-alumnos de la yupi, y los dos estamos estudiando antropología en los EU. Siempre mencionamos como la cosa está mala en Puerto Rico.

Y la cosa está mala por muchas razones, pero una de las circunstancias que nos concierne a ambos es lo politicizada que está la educación superior en Puerto Rico. Lo peor del caso es que nosotros vinimos a los EU sabiendo que la cosa estaba mala en las universidades. Que para ser profesor o catedrático en la Universidad de Puerto Rico, hay que tener pala. También aprendimos que el sistema superior en gringolandia, al menos tiene una antifaz que pretende igualdad, y técnicamente es más fácil obtener empleo por acá con un doctorado en las ciencias sociales, que en la isla del encanto.

Han habido tantas noticias en los últimos años sobre la sobre llamada fuga de profesionales de Puerto Rico a los Estados Unidos. Al igual que muchos egresados de la UPR que vienen a los EU, yo no pienso regresar más allá del peregrinaje a piñones y visitar a mi familia. ¿Y me pregunto porqué es que no volvemos? Yo tenía tantos ideales cuando estaba en la yupi, y pensaba que algún día regresaría para ser un agente de cambio. Cada día que pasa me decepciono con tantas cosas, y se me hace difícil pensar en un futuro en mi querida isla. Y sé que decir esto es tabú, y muchos despreciarán mi postura, pero sé que no soy el único que piensa de esta manera.

En mi caso mis circunstancias han cambiado, y pronto emigraré a Australia para estar con mi pareja; al menos los prospectos de empleo allá se ven bien para mi nivel de educación. Pero a Puerto Rico no vuelvo, porque las cosas siguen malas y mis panas me dicen lo mismo: “Está difícil encontrar trabajo con estudios y sin pala”.  Aún con estudios avanzados, mis amigos me cuentan como tienen supervisores  que no tienen su equivalente de su nivel de estudio, ni experiencia, y ni siquiera las destrezas para manejar su empleo. Las historias que escucho de lo que sucede en el Departamento de Salud por ejemplo, me causan ira (salud, porque ese es mi enfoque de investigación).

La maldita pala…y todavía nos preguntamos porque la economía está como está.

Pues la economía está así por los políticos que seguimos eligiendo. Y la economía sigue así porque estamos complacidos. No hacemos protestas por la economía, pero sí  protestamos por creencias retrógradas en contra de la equidad sexual. Pero luego una minoría protesta para el beneficio de todos, y el pueblo los critica. Como nos tiene Big Brother.

#UPRenMarcha – La #UPR diciendo #NoRecortesUPR y #NiIVANiRecortes

Pues anteayer los estudiantes de la UPR fueron parte de una manifestación en contra de los recortes a la educación pública. Los comentarios que leí en Facebook una vez más me enseñaros que el puertorriqueño es su peor enemigo. No se difiere con respeto, si no que se ataca la intelectualidad y la educación del estudiante. ¿Cómo se atreven esos estudiantes a aplicar su conocimiento a problemas de la vida real?

Y este una de las razones que me dan más pena, y por las cuáles no puedo regresar; el anti-intelectualismo de la isla es tanto, que inclusive me abruma participar desde la diáspora. Tanta gente educada, y nadie nos escucha. Muchos se creen expertos en todos los temas, pues la democracia del Facebook nos da autoridad.

Igual, el mismo puertorriqueño te bloquea  cuando tus opiniones no son los que otros quieren escuchar… aún con doctorado y to’.  La página Puerto Rico Historic Building Drawings Society me bloqueó de sus comentarios por ofrecer mi opinión sobre lo que pienso son desvaríos fuera de su misión, que lo que hacen es des-informar al puertorriqueño sobre nuestra evidencia arqueológica y etnohistórica. Ni a los antropólogos nos respetan en nuestro campo de expertise. (e.g. este post titulado  La gran mentira del genocidio español en América trata de desmentir lo ocurrido con el contacto colombino sin ninguna referencia científica o histórica; o este otro post en el que se perpetúa la romanticización de la población indígena de Puerto Rico).

El anti-intelectualismo es tanto, que para hacerse escuchar en PR hay que hacerlo a través de programas de bochinches y farandulería (como el caso de Jay Fonseca). Jay tiene mi respeto, porque yo no puedo y desgraciadamente no vuelvo. Fuerza y apoyo a aquellos que están en la lucha en la isla, y los ayudaré en sus esfuerzos desde la diáspora.

Advertisements

One thought on “La cosa está mala en Puerto Rico…y no vuelvo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s